Make no little plans…

Make no little plans; they have no magic to stir men’s blood and probably themselves will not be realized. Make big plans; aim high in hope and work, remembering that a noble, logical diagram once recorded will never die, but long after we are gone be a living thing, asserting itself with ever-growing insistency. Remember that our sons and our grandsons are going to do things that would stagger us. Let your watchword be order and your beacon beauty.

Daniel Burnham

Buscando un reajuste.

Conforme pasa el tiempo, la perspectiva cambia y como la gran mayoría de las cosas en este planeta un ciclo que acaba significa el comienzo del otro. Tal como la madrugada permite la llegada del amanecer con un vigorizante sol que se asoma por el oriente para que ese mismo sol, todas las tardes en un sentimiento exhausto se oculta brindando maravillosas vistas en todo el mundo, y asi nuevamente cediendo su paso a la noche algunas veces estrellada, algunas otras con una maravillosa luna dormilona. Por alguna razón, estos cambios son admirados en cualquier parte del mundo. Tanto el atardecer de Acapulco, o de Vallarte, o el de Malibu o Miami, o el amaneces en punta Cana o Varadero, estos cambios son simplemente fantásticos y hermosos. 

Pero también es necesario por cada uno hacer cambios personales y reajustar las velas de ves en cuando, se llega a unos tiempos donde los cambios de timón ya no son posibles pues has avanzado tanto que tu barco esta llegando a la orilla de aquella caída de agua, y solo puedes permitirte ajustar para salvar ese obstáculo. Pensar con tu maures e improvisar con mente de niño… Tal vez eso es lo que no se me dá tanto. Esa improvisación y poco ajuste de velas, no se me da tanto el cambio de dirección, después de haber luchado bastante por algo. Sin embargo, es momento de aceptar y espero, casi como cualquier enfermo de drogadiccion, sea el primer paso para el cambio definitivo y resultados esperados. 

Suena fuerte. A casi mis 45 siento todavía mucha falta de logro. Veo hacia atrás y el camino que he formado, no siento que sea el mejor ejemplo para que mis hijos lo sigan. Esta lleno de errores y traspiés. Esta lleno de obstáculos y sinsabores. Pienso en ello constantemente y me preocupa que en mi futuro ellos no puedan o quieran salir por sus propios medios. Quiero que aprendan y comprendan que pueden ser independientes emocionalmente, socialmente y sobre todo personalmente. Aunque tengo el presentimiento de que por mas esfuerzo que haga ellos seguirán su propio camino tomándonos de ejemplo. (¡Hasta la frase me tensiona!)

No he viajado como esperaba. Conocer el mundo visitar lugares. Aun tengo la idea de ir la polo sur “solo para ver que se siente estar de cabeza”… es verdad, siempre lo he querido. Conocer las maravillas de este mundo y vivir esa vida exótica de aventuras que vemos publicada es algo que tengo que hacer. Acompañado de mi S, quien me sorprende diariamente. 

Y escribir, ¡Cuántas veces no me he propuesto retomar mi blog!… terapia única de diario acontecer y reflexión. Cuando inicié con éste solo pensaba en escribir tontería y media, sin ningún motivo. Ahora, creo que tengo suficientes motivos, mas temas de sobra pero por alguna razón me falta el tiempo para lograr mi comentido. Volver a plasmar mis pensamientos de forma constante y continua. Saberme leído y que me permitan leeerlos. ¡Que delicia! 

Ajustaré pues mis velas, daré vuelta al timón, mi direccion no será a donde yo quiero estar, no donde le saque la vuelta a las tormentas o me mantengan a la deriva donde la corriente me decida llevar. Ajustes de forma que todo tenga sentido y me proporcione mi sentimiento tan anhelado de logro y satisfacción. Quien quiera enterarse pues bien, y quien no pues también…. ¡Aburr!

Cree en ti.

Cree que tienes un destino, habilidad innata, de convertirte en todo lo que esperas de la vida. Experimenta todas las altas y bajas de la vida. Encuentra sentido a las luchas y logros de la vida. Es ahí donde encontrarás el significado del trabajo en la vida y de la vida misma. Confía en tus sentimientos más profundos, porque ellos mostrarán la persona que eres. Toma todas y cada una de las oportunidades, y aprovéchalas lo más que puedas. Conoce a la persona que eres, las necesidades que contiene tu vida. Busca profundamente para capturar la esencia de la vida. Conoce tus limitaciones y construye sobre ellas. Verá en tí a una persona que sea capaz de soportar el dolor. La vida tendrá algunas decepciones, pero recuerda, a través de estas situaciones es que te conviertes en una persona mas fuerte y estable. No ingnores los obstáculos, sino trabaja para salvarlos. Recuerda que cada camino que escojas ofrecerá algunas dificultades. Si la vida fuera sencilla, no habría retos ni arco iris
– Sherrie Householder..

Y el mundo tiene necesidad de ejemplos…

@Pontifex_es: https://twitter.com/Pontifex_es/status/780006475666116610?s=09
Lo que el.mundo necesita son más ejemplos congruentes de sus instituciones. 

Lo que la gente necesita es sentir la bondad, amor, y compasión de los demás hacia ellos para que ellos puedan aprender a ofrecerla. 

Lo que cada uno de nosotros necesitamos es decidirnos, comprometernos y accionar un cambio interno a pesar de nuestras condiciones circundantes. 

Porque cada quien es un foco de influencia sobre su ambiente, y cada una individuo es factor de cambio. Cuando el cambio sucede en el interior de cada uno, se revolucionan las acciones e invariablemente, ya sea por imitación o influencia, es posible generar una cambio en la sociedad. Efecto multiplicador tan cierto como la gravedad. 

Seamos todos pues factores de cambio para nuestro bien, nuestro futuro y del que nos siguen. Es cuestión de decisión. 

It’s the little things…

Oh, it’s just the little, homely things,
The unobtrusive, friendly things,
The “Won’t-you-let-me-help-you” things
That make the pathway light.
And it’s just the jolly, joking things,
The “Laugh-with-me-it’s-funny” things,
The “Never-mind-the-trouble” things
That make our world seem bright.

For all the countless, famous things,
The wondrous, record-breaking things,
Those never-can-be-equaled things
That all the papers cite,
Can’t match the little, human things,
The “Just-because-I-like-you” things,
Those “Oh-it’s-simply-nothing” things,
That make us happy, quite.

So here’s to all the little things,
The everyday encountered things,
The “Smile-and-face-your-trouble” things,
“Trust God to put it right,”
The done-and-then-forgotten things,
The “Can’t-you-see-I-love-you!” things,
The hearty “I-am-with-you!” things
That make life worth the fight.

Grace Haines