Santo Sabina, ¡OLE!

En punto de las 9:30 se apagaron las luces en una Arena que estaba a 3/4 de su capacidad, no vi ningún adolescente entre los espectadores, probablemente el menor a la vista tendría 25. Pero, en ese momento todos los espectadores parecían quinceañeros en un concierto del TRI. Sale el santo de la noche. La ovación se vuelve estrenduosa, me uno a esa celebración (¿que mas podía hacer?) y durante 2 horas Joaquín Sabina demostró toda una cultura de poesía y rock. ¡Ole!

Me atrevo a decir que antes de el concierto del 29 en la noche no era seguidor del flacucho. Simplemente lo conocía, me gustaban unas cuantas canciones, y hasta ahí. Pero a partir de ese día, me ha cambiado mucho la perspectiva.

Muchas cosas me sorprendieron del concierto: del cantante, lo bien informado que es. Sabía (no creo que conociera) de los problemas de Oaxaca y que acababan de matar a Valentíon Elizalde, lo demostró dando su pronunciamiento a esos hechos. Además, al parecer le interesa mucho México. Hablo de Pancho Villa. Además al escuchar con atención sus liricas pude entender por que son adictivas. Tenía una voz roncona, pero con mucho sentimiento.

Pero quedé mas sorprendido de sus fanáticos. Parecían quinceañeros en concierto metalero. Unos brincando, otros siguiendo el ritmo de las canciones más movidas imitando ser los bateristas. Le aventaban de todo, cervezas, pañuelos, flores, sotenes y hubo mujeres aventadas a enseñarle sus pechos en una canción de la que habla de una prostituta, pero hubo una que no se contentaron con solo enseñarle su poco agraciado cuerpo: Una mujer treintona con su vaso de cerveza de litro, se acercaba constantemente al frente del escenario y cada que podía le dejaba ver sus encantos no tan pequeños.

La canción mas coreada fue Y nos dieron las 10…, la más aplaudida fue Calle Melancolía, la más bailada Mentiras Piadosas. Al final del concierto recitaba unos poemas sacados de la manga, literalmente, y se retiró 2 horas después de haber empezado haciendo reverencias durante 15 minutos. Me dolieron las manos de tanto aplaudir.

Anuncios

Un comentario sobre “Santo Sabina, ¡OLE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s