Insoportables e Indispensables.

Hace tiempo que Juan estaba pasando por un mal momento con su novia. En esos momentos no entendía que era lo que necesitaba para cambiar la situación de su relación. El sabía que que necesariamente tendría que poner un alto a esa situación y atenerse a las consecuencias. El básicamente no estaba contento con lo que le daba su novia. Cuando la conoció, Isabel era la mujer perfecta. Muy buen ver, inteligentísima, trabajadora y sobre todo, estaba interesado enormente en él. Lo prefería sobre todas las personas, siempre quería estar con él aunque no se pudiera tan públicamente, pues ella era su intructora en el trabajo que recién acababa de comenzar a finales del verano del 2005. Después de la primera semana, al fin tuvo la oportunidad de acercarse y descubrió que era correspondida la atracción. Juan no lo podía creer, la siguiente noche la pasó con él, aunque asegura que no tuvieron ningún tipo de relación en ese momento, la realidad era que tenía que levantarse a las 5 am para llevarla al hotel donde estaba registrada. Y así pasó la segunda semana. Para el final del año, él había viajado varias veces a Puebla, y ella, había regresado varias veces a Monterrey. Siempre con la misma atracción. Todo era hermoso. Algunas peleas, pero Juan creía normales y no les tomaba mucha importancia. El trataba y se esmeraba de sobremanera en atenderla cada que la veía. Accedía a todos sus caprichos, le mandaba muchos regalos, le escribía muy seguido tanto en correos electrónicos como por medio de SMS, todas las noches se veían por medio del video del Messenger. De repente un día, Isabel le anuncia que no llegaría a dormir a su casa, que se quedaría en hotel. Eso lo asusto, millones de preguntas le saltaron al mismo tiempo, pero creyó firmente que si le preguntaba la explicación sería lógica. Mas las respuestas a la pregunta nunca le parcieron así. Según Juan (esta es solo un lado de la historia), Isabel le pedía privacidad, quería mantener su individualidad, quería no sentirse invadida. A Juan se le hizo raro, no le parecía lógico que después de varios meses de dormir juntos cada vez que se veían, un día simplemente ella decidiera querer dormir en otra cama para respetar su privacidad e intimidad. Le vivía pidiendo explicaciones, ella se rehusaba cada vez más. Entonces, se empezó a distanciar la comunicación. Me consta que el no bajo la guardia en correos electrónicos y llamadas, sin embargo las respuestas de la Chabela eran cada vez mas escuetas y escasas. Un día le dijo con dos meses de anticipación que quería verla, que necesitaba separar boleto de avión para una fecha en especial, quería ponerse de acuerdo con ella para separar el vuelo. Ella le dijo que vería que fechas se podrían ver. 2, 3, 4 correos y preguntas sobre el tema, y no recibía respuesta de Isabel. Faltando un mes le dijo que había separado el vuelo, más si era necesario lo retrasaría. Ella le comento que no sabía si podía recibirlo. Faltando 2 semanas Juan le dijo que ya había pagado los boletos. Que llegaría en una x fecha. Ella se volcó en histeria y le dijo que no lo recibiría que no había preparado nada. El comoquiera se decidió a ir. Llegó el día del vuelo, llegando a México hubo otra discusión, tuvo que ceder Isabel, así que encontraron hotel y se hospedaron. Comenta que esa semana fue la mas alejada de todas hasta ese momento. Se comportó como si hubiera recibido a algun extraño que aún no conocía. Esto lo decepcionó mucho. Sin embargo, creyo en el futuro de la relación. De repente, y apunto de cumplir el año de haberse conocido, le anuncian a Isabel un cambio de ubicación, una que había pedido desde finales del 2005: Monterrey. Eso pareció darle un nuevo respiro a la relación. Juan la recibió con los brazos abiertos en su casa. Ella empezó a imponer condiciones, su propio cuarto, su propia cama, su propia “intimidad” y “privacidad”. Cuando llegaban a la casa después del trabajo, ella se encerraba argumentando trabajo por hacer. Mientas Juan, hacia algo en la sala con la esperanza de compartir su tiempo con Isabel, ella se escondía en su propia vida y parecía no desear compatirla con él. El le presentó desde un principio a sus amigos, su casa, sus padres, su familia y familiares, toda su vida la puso en bandeja de plata para que ella escogiera. Ella, se retraía y se escondía más argumentando su privacidad. Cerraba la laptop para que Juan no viera nada, se alejaba cuando hablaba al celular (por alejarse entiendase hasta por 50 metro de distancia y dando la espalda), si había que hablar desde un público, ella lo corría del lugar aunque estuviera alejado. Nunca le presento ni le dijo como se llamaba su “amiga”, nunca quería decirle donde estaba, o que estaba haciendo. Así que después de una fuerte discusión, se separaron en el aeropuerto de no muy buena manera. Isabel, trató de comunicarse esa misma noche. El no devolvió las llamadas ni contestó. Hasta el día siguiente. Cuando le contesto, Juan dejó en claro que no estaba del todo contento con la manera que lo había tratado, y ella argumentaba que el era un egoísta que solo pensaba en él, que no era capaz de pensar fuera de sí. Quedaron en no hablar en tres meses. Al tercer día, Isabel le habla y le pide que terminen con el break, el se niega, una semana después, despues de varios intentos telefónicos por parte de Isabel, Juan accede. Asi que volvieron a llamarse y decirse y escrbirse y desearse de larga distancia. Pero la historia se volvió a repetir: En seis meses, Isabel volvió a alejarse. Sin explicaciones, sin nada. De repente le anuncia a Juan que le asignaron un curso en Monterrey. Juan se alegró, pensó que si la vería las diferencias lsa podría volver a arreglar, que lo único que necesitaban era estar juntos. Vaya decepción que se llevo que el Aeropuerto tuvieron su primera discusión. A los 5 minutos de haber llegado. Juan se calmó y penso en llevarla tranquilo. Llegaron a la casa y se encerró en el cuarto. Ni un beso, ni un abrazo, muy a penas y un hola. Mientras Isa estuvo “trabajando” el le pidió besarla, accedió. Un dulce, delicioso y prolongado beso, el no quería que terminara, ella pareció gustarle, pero ella se retiró y le comento “los había olvidado”. Hizo la cena, cenaron, y el se fue a la cama, solo. Durante la noche ella se acercó y se acosto con él, se quejo de que roncaba, se despertaba por el frío, le quitó sin qurer las cobijas y siempre le dio la espalda. A la mañana siguiente ella olvidó devolverle los buenos días e incluso se retiro cuando el trató de besarle en la mejilla para despertarla. Le dijo que la dejara dormir. El, ya resignado, se levantó y se bañó. Preparó el desayuno para los dos. Salieron y ni siequiera pudo rozarle la mano. Ella se la retiro y se la puso en el volante. En la tarde cuando pasó por ella, parecía contenta. Ella le tomo la mano por un rato. Llegaron a la casa y le propuso juntas las camas, el volvió a acceder. Tan solo para darse cuenta que lo había hecho para que durmieran separados. Volvió a olvidar el buenas noches y el buenos días. Se levantra argumentando que no pudo dormir por el movimiento de él y que tuvo frío. Hasta ese momento los unicos sonidos del departamento y del carro fueron causados por el radio. El quería iniciar laguna plática pero era iútil, ella no respondia mas de dos sílabas. El corazón de Juan que en escencia principal es muy sentimental, está destozado. Volvieron a tener la discusión, la misma que tuvieron 6 meses antes y que ella había acordado en corregir. El no le veía interes de parte de ella, no sentía que le diera su importancia, simplemente estaba haciendo lo que ella quería sin tener que involucrase al 100% en su relación. El decidió terminar aún teniendola ahí, no tiene el corazón para ser un mal anfitrión. No la corrió del departamento. Pero no es, ni será la mejor semana que habra de pasar. El nunca puso límites, y aunque se los dijo, nunca los hizo respetar. Para ella, él es un berrinchudo con baja autoestima que “quiere mucho”. le da tristeza la siutuación. Pero no parece estar decidida a cambiar.

El no defendió sus indispensables, y no mantuvo a raya los insoportables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s