Josh Wolf

Hoy fue liberado Josh Wolf, con su esto se marca el mayor tiempo por el que un “reportero” se le mantiene en prisión por no rebelar sus fuentes, o en el caso de él, por no entregar el video completo de una protesta en San Francisco. Wolf provocará que el gobierno norteamericano defina el concepto de Bloger: ¿es acaso una forma de periodismo?.

Gracias a la tecnología, cualquier persona podría convertirse en un reportero, simplemente necesita estar en el momento exacto. Ya sea que portes una cámara de video, fotográfica o simplemente con tu teléfono celular, tomas una secuencia, fotografía o grabas una conversación. La subes a la red en los diferentes servicios y lo tienes publicado a nivel mundial.

En lo personal, cuando escribo alguna noticia, verifico fuentes revisando en internet principalmente, por lo que no me considero tan periodista como los que hace ésta labor, simplemente lo hago para expresar mi opinión personal. No hay más de fondo.

El caso de Wolf será importante para la leyes norteamericana y los blogers que opinamos en nuestros sitios, pues el alegato de él es que está protegido por las leyes que le aseguran la libertad de expresión, libertad de prensa y por lo tanto a la secresía de sus fuentes. Por este motivo, debería ser considerado como periodista. Sin embargo, los argumentos de los abogados federales son que el formaba parte de los activistas, probablemente que él participó directamente en la organización de esa protesta, por lo que no puede ser considerado como periodista.

La protesta en la que participó Wolf sucedió en el 2005 en San Francisco, y él, al parecer, formaba parte de un grupo de globalifóbicos que estaban en contra de la reunión del G8 en Escocia (comentario aparte: ¿Qué demonios estaba protestando en SF cuando la reunión era en Escocia? ¿Realmente querían ser tomados en cuenta o era por hacer bulto?) Esta protesta se salió de control y provocó un oficial herido y una patrulla destrozada. Debido a que la patrulla había sido pagada con dinero federal, el caso se convirtió en jurisdicción federal. Wolf, logró captar esos momentos de la protesta, pubicó los videos en su blog y le vendió partes de los videos a varios canales de televisión. Cuando la investigación se inició, los fiscales federales le pidieron que entregara los videos completos y que identificara a las personas que participaban en la protesta. A lo cual se negó, citando las garantías de la 5a enmienda de la Constitución de EUA.

La labor de un periodista es muy diferente a la de un activista. El periodismo debe ser totalmente neutral, en el momento que toma bandos, se vuelve en algo irresponsable y por supuesto poco confiable. Esa neutralidad es la que los diferencían principalemente de los activistas. Por lo que el caso de Wolf se volvió interesante, pues la publicación inicial de los videos fue en su blog, JoshWolf.net, y después en los demás medios masivos de comunicación. Pero no por eso puede ser llamado periodista. Si llegara yo a tomar con mi teléfono celular el momento en que un terrorista prepara la bomba que momentos después mataría a miles de personas, ¿merezco el Pullitzer?

Habrá que esperar la respuesta del Gran Jurado, por mientras, hoy liberaron a Wolf, al llegar a un acuerdo con los fiscales: les entregará los videos y el no será llamado a atestiguar ante el Gran Jurado para declarar los nombres de los participantes. Ahora la controversia esta en que si los Blogers deben ser considerados como periodistas y, por lo tanto, recibir la protección de las garantías que existen en la constitución de EUA, o no lo son.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s