El factor decisivo: ACTITUD.

Estos últimos dos meses no han sido los mejores para mí. He tenido problemas con clientes que no pagan, por lo que no he recibido comisiones, terminé con mi novia y al parecer me esta siendo muy díficil verla de regreso, a una prima le encontraron un tumor en la cabeza, mi carro se le descompuso una polea que hace que funcione el clima, la cual reparé y resultó que ahora tiene un problema eléctrico, no pude pagar una mensualidad de la casa, me siguen cayendo amenzas de abogados por que pague Banamex aun cuando ya liquidé las deudas. La verdad que mi actitud comenzaba a ser muy negativa y eso está afectando a mi desempeño laboral. Sin embargo, existen soluciones para ese tipo de problema.

La actitud es un sentimiento interno que se viene a expresar en forma de comportamiento externo, es lo que matiza los pensamientos y siempre, tarde o temprano, sale a relucir. La actitud es influenciada por nuestra personalidad, la manera en que somos y pensamos es como actuamos. Lo que te rodea tiene también algún tipo de influencia en tu actitud, pues es lo que has vivido. Lo que tu sientes, con los que has vivido, las experiencias de crecimientos que has tenido también tienen algo que ver con la actitud. Pero, al final de cuentas, la actitud es una decisión personal, nadie ni nada puede obligarte a pensar de alguna manera o a tomar las desiciones que tengas que tomar a no ser que tú, en tu libertad de pensamiento y acción le permitas eso.

Pero, a pesar de que muchos nos han dicho que la actitud lo es todo para lograr el éxito, hay varias cosas que la actuitud no hará o podrá hacer por ti:

  • La actitud no sustituye a la aptitud: El ejemplo más palpable de esto es en las audiciones de American Idol, donde miles de personas llegan con la mejor actitud y decisión para triunfar, pero simplemente son rechazadas por que no tienen buena voz. Cuando crees que vas a hacer algo, es confianza, es una parte esencial de la actitud, cuando puedes hacerlo, tienes la aptitud. Sin emabrgo la aptitud no es permanente, puede ser mejorada o empeorada.
  • La actitud no sustituirá la experiencia: Hay cosas que simplemente tendrás que vivirlas, y que solo la experiencia te podrá dar el conocimiento para afrontarlas.
  • La actitud no podrá cambiar los hecho: Lo que pasó pasó, eso esta escrito, y definido como sucedió, no hay nada que puedas hacer para cambiarlos. “Si no te gusta algo, cámbialo, si no lo puedes cambiar, cambia tu actitud. No te quejes
  • La actitud no podrá sustituir el crecimiento personal: No hay como la educación continua como para mejorar nuestras vidas, siempre tendrás que estar actualizado.
  • Tu actitud no permanecerá buena permanentemente: Eso es lógico, si no fuera así, no habría comprado libros para comprender esto. Pero ésto va más allá que un simple libro, vas a tener caídas, leves o muy fuertes, por lo que vas a necesitar encontrar los mecanismos necesarios para cambiar o mantener tu actitud.
  • Tu actitud marcará la diferencia en como tratas todos los aspectos de tu vida: Las personas más felices en este mundo no son las que tienen lo mejor de todo, sino aquellas que sacan el mejor provecho en todo. La vida te da lo que tú esperas de ella. Si esperas cosas malas eso recibirás, si esperas cosas buenas eso recibirás.
  • Tu actitud marca la diferencia en tus relaciones personales: Según Theodore Roosvelt, “El ingrediente más importante para tener éxito es saber como llevarse bien con la gente”. ¿A quién no le gustaría trabajar con alguien que siempre tiene ganas de trabajar? ¿O prefieres salir con algún amigo tuyo que está eternamente enojado y quejumbroso?
  • Tu actitud marcará la diferencia de como enfrentas los desafíos: Cuando un problema te surge y lo enfrentas de la manera más adecuada y con la mejor actitud, el resultado será sorprendente.
  • Tu actitud te diferenciará por sobre los demás: La actitud es importante, no lo es todo pero si podrá hacerte sobre salir y mejorará mucho tu vida.

Para poder encaminarnos correstamente hacia una actitud positiva primero tendremos que hacernos responsables de lo que pensamos. La actitud viene de adentro. “LA ACTITUD QUE TENGO ES RESPONSABILIDAD MIA Y DE NADIE MAS”.

Una vez que te hayas convencido tendrás que evaluar honestamente tu actitud, la clave es observarte objetivamente para responderte estas preguntas: ¿Cuándo me siento peor conmigo mismo?, ¿Qué es lo que me da más problemas cuando trato con los demas?, ¿Qué pensamientos negativos controlan de manera consistente mi mente? Es importante responder estas preguntas pues no podrás cambiar de actitud si no sabes que es lo que impacta negativamente en tus pensamientos. No necesitas cambiar todos, solo aquellas que atoran de manera importante el flujo de tus pensamientos.

Una vez que los identificas, tienes que desear el cambio, comprometerte con él. La mayoría de la gente quiere mejorar, más se resiste a cambiar. La resistencia al cambio es natural en todos. Cambiar tampoco es fácil, requiere de tiempo, energía, perseverancia y deseo real. ¿Vas a cambiar esforzándote y tratando de mejorar o es ésto lo mejor que puedes hacer?

Si deseas entonces el cambio de actitud, debes cambiar tus pensamientos. La mente tiene mucho poder sobre nosotros, lo que capta y mantiene la atención es lo que detemina nuestras acciones. Por esto, el lugar donde nos encontramos hoy es el resultado de nuestras pensamientos dominantes, por lo que también dominan nuestras actitudes. Si los pensamientos incitan las emociones, entonces la actitud es tu enfoque emocional hacia la vida.

También el cambio debera producirse en nuestros hábitos, si no lo hacemos regresaremos al circulo vicioso de los pensamientos y actitudes negativas. Afortunadamente los hábitos no son instintos, si repites algo de manera constante y igual durante 30 días continuos, te darpas cuenta que se creará un hábito.

Este hábito creará en ti una mejor actitud. Pero no será permanente, tendrás que controlar tus pensamientos a diario. Hablamos mucho de tomar desiciones, pero nunca de manejar esas desiciones a diario, si no lo haces, probablemente terminarás como empezaste. Un proverbio chino dice: “Asume una alegría que no sientes y en poco tiempo sentirás la alegría que asumiste”

De esta manera, podrás realizar el cambio importante que esperabas hacer para tener la actitud que marcará una diferencia en tu vida. Sin embargo, hay que decir que en el inter se producen obstáculos, los cuales describiré en el siguiente post.

No se ún se estos pasos son infalibles, pero al menos me suenan muy lógicos, esto está mas explicado en el libro de John C. Maxwell “Lo que marca la diferencia”. Es de lectura sencilla y muy recomendable.

Post Relacionado: LOS OBSTÁCULOS DE LA ACTITUD

Anuncios

2 comentarios sobre “El factor decisivo: ACTITUD.

  1. Animo!! aunque no lo creas… todas las cosas tienen sentido y pasan por alguna razón. Hay algo que vas a aprender de todo ésto que te está pasando en éstos momentos.

    Todo tiene solución =)

    Te mando buenas vibras!

    Silvia

  2. Lo interesante es cuando no le ves ni el sentido ni la razón. Entiendo que todo tiene solución, pero lo dificil es mantener esa posición de ánimo frente a lo que sucede. Es por eso que vienen los obstáculos de la actitud: Desánimo, Cambio, Temor, Problemas y Fracaso. Todo está en la desición que tomes y como enfrentarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s