No me gusta para nada sentir impotencia.

Una amiga está pasando por una situación dolorosa. Cuando hablé con ella, la sentí con mucho sentimiento. Por teléfono a veces el consuelo tarda una eternidad en llegar. La presencia es la que cuenta.

Lo único que pude hacer es escucharla, comprenderla, es díficil no poder ofrecerle una ayuda, sentí mucha impotencia. Sin embargo a veces los caminos son así, difíciles y sinuosos, que el mismo ambiente convierten en algo intransitable. En esos momentos, la mejor solución para mi son mis amigos.

Espero que todo salga bien, estoy a la expectativa en caso de tu llamado. Deseo que pase pronto esa situación y que tengas la fortaleza para dar el consuelo que los que tienes cerca necesitan. Pienso mucho en ti.

Anuncios

5 comentarios sobre “No me gusta para nada sentir impotencia.

  1. Creo que con tu compañía espiritual las cosas irán mejor. A veces no es posible estar junto a quien nos necesita, pero el pensamiento puede hacer maravillas… se siente, se siente la presencia de esa persona que tanto se quiere aunque físicamente no esté presente.

    Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s