Hay que saber cuando abrir la boca.

Cuando buscas tener conversasión con otra persona, lo primero que esperas es que las respuestas sean un poco mas que simples si, no, tal vez, puede ser, etc. Sin embargo, si te topas con alguien que sus monosílabos son lo único que les sacas, es obvio que no quiere hablar. Existen temas que no son de su completo agrado y otros que al contrario, son como  los aperitivos en una comida, abren esa insaciable necesidad por platicar. Conocer esto y saberlo manejar te convierte en un buen conversador.  La habilidad esta en poder poner atención a las señales que la otra persona te da para deducir lo que quiere decir.

Entiendo que a veces no todas las personas tienen este conocimiento. Sin embargo, si hay algo que me da mucha molestia es que muchas personas se creen que yo tengo alguna obligación de responder a todo lo que me preguntan. Y me rio cuando realmente se ofenden por que no les respondes lo que quieren. Tal vez, cuando yo me pongo en esta posición sea políticamente incorrecto y no darle alguna guía sobre como tomarme un tema de conversasión puede llegar a verse muy rudo. Pero me molestan demansiado esas personas que se sienten con esa autoridad sin haberla ganado.

Larry King, gran periodista de la cadena CNN, reconoce que nadie tiene la obligación de platicar contigo, y mucho menos de responder a tus preguntas. El siendo un gran periodista y un gran comunicador ha tenido sus problemas con sus invitados al programa de CNN, y uno de ellos especialmente dificil y sagaz fue Jerry Seinfeld. La entrevista se sale de control cuando Larry le pregunta por segunda ocasión si su programa de comedia había sido cancelado. Tan se sale de control que Larry tuvo que mandar a comerciales y, aún en la trasnmisión, callar literalmente a Jerry.

Sin embargo, en su programa que dura solo 30 miutos ha logrado sacarle las lágrimas a Shaquille O’Neal, mediante una plática amena y siguiendo simplemente la regla de observación. Es muy diferente lo que tiene que lograr en minutos de entrevista a la posibilidad de encontrarte alguien en una fiesta y preguntarle y sacarle la información que quieras.

En ventas te lo enseñan: Rompe el hielo, da algo de tu intimidad, pregunta y lo más importante nunca dejes de escuchar. Pero un método creo yo mas relajado es Sonríe, Saluda y halaga sinceramente, y pregunta sobre algo que le interese y que no represente mucho compromiso para la otra persona, y el último y más importante, escucha la respuesta. Si la respuesta es muy cortante, por supuesto que tienes que cambiar el tema, pues tal vez tocaste un tema sensible el cual, no es el momento de platicarlo.

Y es importante comprender también los tiempos. Los momentos. El calor y confianza que existe entre los que platican. Simplemente siguiendo esa regla de encontrar algun tema con el que te dé entrada ya solo tendrás que preguntar y preguntar y seguir escuchando, pues es lo que te llevará a final de cuentas, a tener una plática interesante con las otras personas. Hay que recordar: todos queremos se el centro de atención y queremos hablar de nosotros.

Esto funciona tanto para ventas como para socializar. Para platicar con un amigo de negocios como para coquetear. Sin embargo, no es infalible. Si una persona no está dispuesta a hablar contigo, no hay nada que le obligue a hacerlo. Si te encuentras con esa persona, tal vez lo mas sencillo será que encuentres alguna salida, sin ofenderle o hacerle ver que te molestaste. Pues en la siguiente oportunidad que tengas ya sabrás que es lo que no debes de preguntar y no debes cerrar las puertas, nunca. Afirmaciones tales como “agradezco mucho tu tiempo, ojalá podamos platicar en un futuro” suelen ser lo suficientemente suaves y a la vez dignas como para despedirte en esos casos.

Las personas somos totalmente impredecibles. Si no damos lo que queremos recibir es probable que nunca nos llegue. Así que da tu mejor sonrisa sincera al acercarte con una persona, abrirás puertas y sobre todo romperas más hielo que un buque de esos que cruzan el antártico. Y si no quieren platicar contigo: Next!

Anuncios

6 comentarios sobre “Hay que saber cuando abrir la boca.

  1. Yo creo más en el lenguaje corporal que el verbal… muchísimas veces para entablar una buena conversación ni siquiera es necesaria la palabra. Después de la observación es cuando me dispongo a abordar ciertos temas, de que manera tocarlos, como hacerlo más ameno o de plano dar la vuelta sin decir nada. He cometido graves errores como que, cuando menos me fijo es precisamente cuando surgen los malos entendidos.

    La modulación en la voz es igual importante… ello nos hace entender el estado anímico del emisor… pero para que hablar tan a detalle del proceso comunicativo, mejor aplico la regla infalible “Si no voy a decir nada agradable mejor me quedo callada”.

    Que tengas feliz inicio de semana 🙂

  2. Uyy y como hauy gente que le gusta hablar pro hablar!! ufff

    en fin mejor te deseo un feliz 2008 y que sigas llenando este blog de ideas interesantes como hasta ahora!

  3. Oye, yo una vez casi corrí a una persona de mi consultorio.

    Es importante hacerle sentir confianza para que hable, pero también -como mencionas- respetar si la persona se niega a abrirse.

    En mi caso, es imprescindible que acudan conmigo voluntariamente. En la mayoría de los casos la persona accede y “se suelta”, me las gano, pero en esa ocasión me percaté que el sujeto ese me estaba retando, así que le dije nel, cuando realmente sientas o pienses que necesitas ayuda vienes de nuevo yo con gusto atenderé, pero ahora no… bye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s