ABU GHRAIB, de Fernando Botero

En el 2004, el programa de 60 minutos de Estados Unidos transmite una serie de fotografías y videos de tortura y humillacion a unos reos de la guerra en Irak. La prisión era ya conocida por muchos iraquíes, e incluso, puedo apostar que muchos de los que sufrieron esas torturas, hicieron los mismo, irónicamente a todos aquellos que se oponían al régimen dictatorial de Saddam Hussein.

Abu Ghraib

Abru Ghraib, es la prisión que el mismo Hussein utilizo para ejecutar y torturar a miles de iraquíes e infieles a la religión musulmana. Cuando el ejército americano logró la invasión a Bagdad, no creo que hayan dudado dos veces en usar las mismas intalaciones para someter a sus prisioneros de guerra. Las fotografías realmente son otroces. Los prisioneros fueron sometidos a la mayor humillación que habrán podido vivir. Ese es el peligro latente al que se expone el que se siente más poderoso que otro, al que se autoproclama mejor especie que la otra.

En forma de protesta, Fernando Botero, pintor colombiano, reproduce las mismas fotografías que vio por televisión e internet en obras de arte. “El arte es una forma de protesta y presión política…”, tal como lo fueron Picasso y Rivera en sus tiempos. Ellos, con sus obras trataban de transmitir un mensaje político al mundo. Botero, simplemente está haciendo su parte.

Las pinturas de Botero son tradicionalmente conocidas por parecer personajes obesos, algunos de los cuales resulta cómico observar, sin embargo, el no pinta personas obesas, trata de retomar la forma de belleza del medievo, en el cual, las personas de medidas grandes eran consideradas bellas y las transforma en su estilo único de pintura contemporeánea.  Sus obras, han dado la vuelta al mundo y algunas de las cuales están muy bien valoradas. Hoy, la serie de obras Abu Ghraib da la vuelta al mundo y toca el turno a Monterrey.Abu Ghraib

Sin perder en ningun momento su estilo peronal, Botero logra reflejar perfectamente la situación humillante de los prisioeros fotografiados. Las caras de angustia, los rastros de sangre, las situaciónes dramáticas están muy bien representadas. Las fotografías se enfocan mas al gozo de los soldados, las obras se enfocan al sufrimiento de los prisioneros. Los colores, en su mayoría opacos, denotan un sentimiento de pena por parte del autor. En algunas pinturas, las figuras están delimitadas por líneas rojas, que le dan un realce mayor a las expresiones y los sentimientos, eflejando las zonas de dolor de los personajes.

Aunque es una exposición pequeña, es muy concreta, no toca otros temas, no se mete con políticas, se enfoca a la protesta, al repudio que siente el autor por la tortura.

No se la pierdan si llega por su ciudad.

Anuncios

3 comentarios sobre “ABU GHRAIB, de Fernando Botero

  1. Pues a mi no me ha llamado la atencion en lo más mínimo…no es el tipo de obras que deso ver asi que me he abstenido, tu critica la hace interesante pero no se, no termino de animarme a ver esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s