Once and again…

Once and again
Once and again

Hace meses que no he añadido nada a este espacio que tengo. Miles de razones han pasado pero creo que los descansos y las distracciones son lo mejor para tener una mente relajada. Y, aunque me hubiera gustado mucho, no es que en estos momentos haya regresado de un periodo interesante y prolongado de vacaciones en las cuales mi cuerpo, mente y espíritu se haya renovado, si me he dado cuenta de la falta que me ha hecho escribir. El ambiente, el momento, los calores, los desamores, lo enamores sin amor, las noches con los amigos viejos, las diversiones con los nuevos, las situaciones extremas, las situaciones aburridas, los clichés, las depresiones, las aprensiones, lo vasos de cafe, los starbucks… nada ha cambiado… solo que deje de hacerlo por un momento. Solo un momento.

Once and again, solía ser un programa de televisión que me gustaba. En aquel entonces no entendía bien a bien el título, pero ahora le hallo el sentido claro de lo que necesito para mí. Durante un tiempo el escribir fue una actividad entretenida para mí, pero la deje… Once tenía la osadía de decir que estaba inspirado para la escritura, tenía bastantes cosas que decir, posteaba hasta dos o tres veces en el día, buscaba una computadora y llegaba inmediatamente para ver las opiniones de aquellos 3 o 4 compañeros de la blogosfera que me seguían… pero llegó Facebook, después Twitter y again siento la misma inspiración para externar todo aquello que tengo dando vueltas, saber que me leen y que es lo que aquellos que me leen opinan al respecto.

Pero esta vez he decidido ponerle un tope. He leído un artículo de cierto autor que tuvo su tradicional blackout de ideas e inspiración, decidió dedicarle un tiempo libre a renovar su espacio, cambió si IBM tradicional y compro una Laptop multifuncional, pero decidió no escribir como loco. Decidió, mas bien, alocarse con la escritura. 

Al igual que un deporte o un juego de ejercicio físico, es necesaria una estrategia, que me permita que las ideas se maduren lo suficiente para externarlas, en donde los temas afloren para opinarlos y que las opiniones al respecto sean coherentes y sustentables. Es muy importante para mí escribir de mis ideas, pero más importante que mis ideas tengan un sustento lógico, científico, ético, o incluso, sentimental.

No soy un artista, aunque me he dado cuenta que mi pluma sigue viva. No me considero tal, solamente un aficionado a escribir nice y que esas palabras puedan tener un significado dentro de 20 mil años, cuando me toque mi reencarnación.

Mi tintero, pues, está lleno, los papiros disponibles y al parecer interminables, la cabeza puesta y propuesta, pero creo que lo más importante, con la experiencia de haberlo hecho antes, es haber vuelto con la convicción de seguir haciendo algo que le he encontrado el gusto y que he extrañado montones. 

Este post de relanzamiento es, de alguna manera, una justificación no necesaria, pues no creo que tenga que justificar a nadie, a excepcion de a mí mismo…

Once and again entonces…

Anuncios