El duro proceso de separar las cosas

Cambio, esa es la constante. Nadie puede decirse completamente estático. La vida misma, aún sin que hagas nada te obliga a la adaptación y la reconfiguración. La vida, la naturaleza, la madre, o como quieran llamarle, es sabia es sabia y dura, no es una madre confortadora , ni mucho menos dócil. Los golpes son bastante duros y sobre todo bastante aleccionadores.

Tal esta siendo mi caso. Después de mucho intentar la vida me estará dando pronto una lección de esas que ves venir, es inevitable y el resultados dependerá de que tan bien la sobrelleve. Esto me ha llevado a recibir comentarios de ayuda de “algo bueno va a venir”, “te esta sucediendo por algo” etc. Si. Embargo por más vueltas que le doy llego a la conclusión de que nada de esto es cierto: no hay motivo futuro alguno por el que vaya a tener que separar las cosas. Quien siempre sostenga lo contrario, que me convenza. (Desde ahorita les digo, no funcionará)

Creo que estas frases se crearon para que la gente no se sienta tan mal de una desgracia. Pensar en que el destino nos tiene preparado algo significaría a perder nuestra libertad de decisión. Si es así, invariablemente lo que haga o deje de hacer, me va a suceder. No comulgo con eso. No lo acepto. Así qué evitemos os esas frases conciliadoras con sonido lastimero de “todo es por tu bien..” ¡Fuck that!

El promBrema al que me enfrento es el de analizar el que pasó: las causas de mis infortunios, los si hubiera hecho, las eternas reflexiones, los pensamientos atascados que no me permiten avanzar (esos son los peores) y las angustias, estreses, enojos, reconciliaciones. Es mi error, lo acepto. La realidad es que estoy parado, aquí y ahora. Se que viene una tormenta perfecta, devastadora, larga y lenta. Katrina se hará a un lado. Esas circunstancias únicas y no replica les en ninguna otra situación, hacen que este tiempo sea el más denso. Puede cortarlo con un cuchillo. Aquí, ahora…

Aquí y ahora, ¿qué? Pensar en el futuro solo me trae más desconcierto. Me trae esa sensación de que esta fuera de mi control. Que bien podría evitarlo si me aventara de un puente, o tal vez si tan sólo pudiera pasarlos dormido… Pero lo que han decidido otros y sus acciones han quedado guardadas en el pasado. Su futuro esta en completa afectación del mío. En algún lado leí que “cuando el gatillo dispara, Dios bendiga al que este enfrenté” porque nada puede hacer. Así estoy yo. La bala ha sido detonada, viene en su viaje por el cañón a punto de salir y yo estoy enfrenté. Sólo me queda esperar un pensar, soy el dueño de mi vida, nada de lo que ocurre podrá afectarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s